Niña de 8 años sorprende al mundo con su voz .

nia

NUEVA YORK._ La niña dominicana Fátima Pimentel de sólo ocho años de edad, está impresionando a miles de seguidores en Nuevas York y el mundo por la potente voz que tiene, sus registros vocales, habilidades histriónicas en el escenario y desenvolvimiento ante las cámaras y entrevistas.

“Fátima la Fantástica”, es el nombre artístico que sus padres Adolfo y Vanessa Pimentel decidieron ponerle para atraer la atención y en poco tiempo, la niña cuyo timbre es tan poderoso que se asemeja al de la cantante británica Adele de la que dice es su ídolo y modelo a seguir, se ha ganado el corazón de miles tanto en las presentaciones en vivo en las que aparece como en las redes sociales y la internet.

Fátima también toca el piano y la guitarra, una vocación instrumentista heredada de su papá que es guitarrista.

Su enorme talento fue descubierto por el señor Pimentel que una vez la escuchó tararear una canción y se quedó pasmado. En ese momento, comenzó el luminoso futuro de la naciente estrella del canto.

Domina la interpretación tanto en español como en inglés y tiene la capacidad de interpretar cualquier género. Para ella, no hay límites.

Fátima se ha convertido en toda una sensación y sus videos en la red cibernética son vistos por millares de seguidores.

Su padre tiene un barato estudio de grabación en el sótano del edificio donde vive la familia en El Bronx y se dedica a manejar a su hija como artista y a producirle la música.

Pero ambos padres que reconocen el gran talento de la hija, dicen que son cautelosos porque no quieren abrumarla con responsabilidades que excedan el papel de una niña.

Ella, como cualquiera otra de su edad, va a la escuela, comparte con compañeritas y compañeritos de su curso, tiene amigos de su nivel y juega en la casa y en el parque.

Fátima también es traída por el baile, con cuyo ejercicio dice que expresa sus sentimientos.

Lo primero para sus padres es que ella mantenga el balance entre el arte que expone y sus responsabilidades como niña y estudiante.

Se presenta en espectáculos y actividades en instituciones, canales de televisión y celebraciones donde es invitada y aclamada.

La niña tiene tanta madurez que ya piensa en su futura fama y fortuna.

“Cuando comience a ganar dinero, les compraremos una casa mucho más grande con muchas habitaciones”, expresa la niña.

“Fátima la Fantástica” dice que mientras tanto, disfruta de los aplausos que el público le tributa en las tarimas en las que actúa.

“Creo que estoy conociendo un poquito más a mi público”, señala la niña cantante.

A pesar de su simpatía y las muestras de cariño que da, Fátima se define como enérgica.

No hay dudas de que por su potente y poderosa voz, su ingenio precoz y personalidad atrayente, además del impacto que genera en el público, “Fátima la Fantástica”, llegará muy lejos en la industria del espectáculo mundial.

La naciente estrella ya tiene asegurado su espacio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar